Creo que Baja California necesita de un nuevo enfoque, una nueva visión para resolver viejos problemas.

No se trata de un debate de ideología o partidos, se trata de un método: hacer que lo que existe funcione, y poder optimizar los recursos del estado, hacer más con menos.

El pueblo de BC es el único dueño del dinero del estado, por eso, priorizaremos lo que es importante para los bajacalifornianos: seguridad, salud y educación, un nuevo sistema de auditoría de gasto público que cuide cada centavo que sea utilizado, castigaré cualquier caso de corrupción por mínimo que sea. Quien robe al estado pagará con la cárcel y cortaré donde tenga que cortar, sin hacer diferencias a la hora de perseguir a los corruptos.

Es la hora de seguir adelante y construir una Baja California mejor, sin perder los avances, pero corrigiendo errores.

¡QUIERO UN ESTADO MÁS SEGURO Y ORDENADO, MÁS COMPETITIVO Y PRÓSPERO, MÁS MODERNO E INNOVADOR, MÁS HUMANO Y FELIZ, ES POSIBLE Y NECESITA DE CADA UNO DE NOSOTROS!